“Allá no pasa” Multan a cadena de supermercados por remarcar los huevos durante la pandemia.

Mientras los compradores aterrorizados se abastecían de productos básicos durante los primeros días de la pandemia de COVID-19, la cadena Smart & Final les hizo pagar de más.



La cadena de supermercados fue parte del gran aumento de precios de cuatro productos de huevo premium entre el 4 de marzo y el 22 de junio de 2020, según el fiscal general del Estado de California, Rob Bonta.

Tras la declaración del estado de emergencia del gobernador Gavin Newsom el 4 de marzo de 2020, se prohibió a las empresas vender alimentos y otros artículos de primera necesidad por más de un 10 % más que los precios anteriores a la emergencia, a menos que fuera el resultado directo de un aumento de la oferta o de los costos de mano de obra y producción. .

Según Bonta, Smart & Final vendió más de 100.000 cartones de huevos con precios ilegales, habiendo aumentado el precio de algunos artículos en aproximadamente un 25%.

La cadena de supermercados pagará $175,000 en multas.

“Es inaceptable aprovecharse de las familias trabajadoras de California en tiempos de crisis”, dijo Bonta. “Cuando California se cerró por primera vez al comienzo de la pandemia, hubo una escasez de suministros esenciales y, desafortunadamente, algunas empresas vieron esto como una oportunidad para mejorar sus resultados”.

Los aumentos de precios se centraron en los huevos orgánicos y la remarcación se produjo durante el inicio de la pandemia, ya que la avalancha en las tiendas resultó en estantes vacíos, lo que dejó a los compradores tratando de comprar lo que aún estaba disponible.

“Si bien estos eran productos premium, recuerden que durante este tiempo, los estantes a menudo estaban vacíos, no había muchas opciones”, dijo Bonta. “Los consumidores tenían pocas opciones, si es que tenían alguna”.

Bonta dijo que los clientes le avisaron a su oficina sobre el aumento de precios. Los $175,000 en multas, que se basaron en la disposición de penalización de la ley de competencia desleal, no se destinarán a los clientes que pagaron más, sino que se utilizarán para ayudar a “luchar por los trabajadores, los californianos y los consumidores”, según el fiscal general.

Bonta dijo que su oficina había recibido acusaciones de que otras compañías aumentaron ilegalmente los precios de productos como cebollas, arvejas y fideos instantáneos, pero no podía comentar sobre las investigaciones en curso.

En un comunicado, Smart & Final atribuyó los aumentos de precios a las fluctuaciones en los precios de los huevos que cobran sus proveedores.

“Desde el comienzo de la pandemia, hemos experimentado numerosos aumentos de precios de proveedores en múltiples categorías de productos”, dijo la compañía. “En respuesta al rápido ritmo de estos aumentos de precios, aumentamos brevemente y sin querer el precio de los huevos premium para alinearnos con los aumentos de precios de los proveedores en los huevos estándar. Queremos que nuestros valiosos clientes sepan que la especulación de precios no tiene cabida en nuestras tiendas. Continuaremos revisando nuestros precios para asegurarnos de que sigan cumpliendo”.

Smart & Final, que fue adquirida por Bodega Latina Corp. en 2021, no fue la única empresa acusada de obtener ganancias injustas durante la pandemia. En marzo de 2020, Amazon suspendió más de 3900 cuentas después de que inflaran el precio de productos básicos que repentinamente estaban de moda, como máscaras y desinfectante para manos.

Fte: LA Times