LA CIA DESMIENTE QUE EXISTA EL "SÍNDROME DE LA HABANA"


¿Recuerdan que decían que los cubanos hacían ataques sónicos o ultrasónicos? Ahora la CIA ha encontrado que la mayoría de los casos probablemente están relacionados con condiciones médicas preexistentes, factores ambientales o estrés

Una investigación inicial de la CIA sobre el misterioso conjunto de síntomas conocido como síndrome de La Habana descubrió que es poco probable que sea el resultado de una campaña mundial de ataques de una potencia extranjera contra diplomáticos y espías estadounidenses.


Sin embargo, dos docenas de casos, incluidos algunos de los afectados originalmente en La Habana en 2016, no pudieron explicarse y serían estudiados más a fondo en busca de evidencia de un posible ataque, según un alto funcionario de la CIA que informó a la prensa estadounidense.


“Si bien hemos llegado a algunos hallazgos provisionales significativos, no hemos terminado”, dijo el director de la CIA, Williams Burns, en un comunicado. “Continuaremos con la misión de investigar estos incidentes y brindar acceso a atención de primer nivel para quienes la necesiten”.


Desde el brote original de los síntomas, que incluyen escuchar sonidos extraños, mareos, pérdida del equilibrio, náuseas y pérdida de memoria, se han estudiado más de 1000 casos en todo el mundo.


Los hallazgos provisionales de una investigación de la CIA han encontrado que la mayoría de los casos probablemente podrían atribuirse a una condición médica preexistente, factores ambientales o estrés, dijo el alto funcionario.


El departamento de defensa y un panel independiente de expertos están realizando sus propias investigaciones que aún no han publicado informes.


El hallazgo de la CIA sugiere que después de que se informaron los casos iniciales, cientos de empleados de la agencia de inteligencia y la embajada de EE. UU. comenzaron a preguntarse si sus síntomas podrían estar relacionados. Las agencias gubernamentales pidieron que cualquier persona que pensara que podría verse afectada presentara un informe.


Marc Polymeropoulos, ex alto funcionario de la CIA que ha sufrido síntomas graves desde una visita a Moscú en 2017, dijo que los hallazgos provisionales no resolvieron nada.


“Parece que han resuelto un problema que crearon con su llamada de datos masivos, pero quedan casos centrales. Entonces, ¿volvemos al punto de partida?”. preguntó en Twitter.


Un grupo de apoyo a las víctimas del síndrome de La Habana dijo en un comunicado: "La decisión de publicar el informe ahora y con este conjunto particular de 'hallazgos' parece una falta de fe y un socavamiento de la intención del Congreso y el presidente de estar con nosotros y llegar a un consenso de todo el gobierno sobre lo que hay detrás de esto”, dijo un grupo de víctimas del síndrome de La Habana en un comunicado.


“Este informe no fue aprobado ni coordinado a través de la interagencia y debe presentarse como la evaluación de una sola agencia [CIA]”.


El secretario de Estado, Tony Blinken, dijo que las investigaciones continuarían.


“Vamos a seguir haciendo todo lo que podamos, con todos los recursos que podamos aportar, para comprender, nuevamente, qué sucedió, por qué y quién podría ser responsable”, dijo Blinken en una conferencia de prensa en Berlín. “Y no estamos dejando piedra sin remover”.